Compartir este post

Noticias

Nuevo Convenio Colectivo de YPF y SUPEH que contiene el TCR

eTrabajo - Teletrabajo en Argentina

La Dra. Viviana Díaz, nos comparte una nota sobre el nuevo convenio colectivo de YPF y el SUPEH, que contiene Trabajo Conectado Remoto.

EL MODELO TCR Y LA NEGOCIACION COLECTIVA

Análisis del nuevo Convenio Colectivo de Trabajo inclusivo del TRABAJO CONECTADO REMOTO

El trabajo conectado remoto (TCR), es una modalidad laboral  voluntaria, que puede ser realizada en forma autónoma o asalariada, que requiere siempre la intermediación de las tic y que se ejecuta a distancia, es decir, desde una ubicación alejada de la oficina central o instalaciones de producción.

La distancia es una magnitud que mide la relación de lejanía o cercanía entre dos cuerpos, objetos o individuos, es el intervalo de tiempo entre dos hechos, dos objetos, sujetos o lugares. En el TCR los lugares de prestación son distantes. Ahora bien, ¿cuál es la diferencia entre el teletrabajo y el trabajo conectado remoto? (TCR)  Ciertamente el género es el trabajo conectado remoto, el también denominado telemático, y la especie, es decir  una de sus modalidades  es el teletrabajo.

Cuando hablamos de telemático, aludimos a la palabra, acuñada en Francia (telematique), que proviene de la fusión de los términos telecomunicación e informática.  Es la disciplina científica y tecnológica que analiza e implementa servicios y aplicaciones   que  usan tanto los sistemas informáticos como las telecomunicaciones. La telemática cubre un campo científico y tecnológico de una considerable amplitud, englobando el estudio, diseño, gestión y aplicación de las redes y servicios de comunicaciones, para el transporte, almacenamiento y procesamiento de cualquier tipo de información; su origen remonta al año 1976.

El Trabajo Conectado Remoto (TCR), es una modalidad laboral que se ha incorporado en el mercado de trabajo, y su contribución y potencialidad de desarrollo es muy significativa. Dado que la educación, la formación profesional y la capacitación son recursos  fundamentales para mejorar la equidad y la inclusión laboral y social, muchos actores sociales aprovechan el potencial que brindan las tecnologías digitales para mejorar y modificar los procesos de formación y aprendizaje, tal es el caso  de la empresa, YPF SOCIEDAD ANONIMA y OPERADORA DE ESTACIONES DE SERVICIOS SOCIEDAD ANONIMA (OPESSA) y la representación sindical,  la FEDERACION de  SINDICATOS UNIDOS PETROLEROS E HIDROCARBURIFEROS (SUPEH),

Son múltiples los beneficios que esta modalidad laboral brinda tanto al personal de YPF como a la empresa en sí, mencionando entre ellas:  la mejora del balance entre la vida laboral y la personal; la reducción de los desplazamientos en distintos medios de transporte, con la consiguiente disminución de la contaminación ambiental y beneficios para el tránsito vehicular;  la mejora en la calidad de vida al reducirse el nivel de estrés por menor cantidad de traslados; el ahorro de tiempo y dinero; y la reducción de contingencias generadas por situaciones de pandemia y catástrofes naturales,  solo para mencionar algunas.

En este sentido, la Resolución de  la Secretaría de Trabajo N° 112 del 13 de marzo de 2018, del Ministerio de Trabajo de la Nación,  por el cual se declara homologado el Convenio Colectivo de Trabajo de Grupo de Empresas, firmado entre YPF y SUPeH, destaca el instituto del trabajo remoto, y muchos aspectos innovadores  que tienen relación con la Igualdad de Género, el Tratamiento de las Adicciones, la Productividad, la Protección del Medio Ambiente, la Formación,  entre muchos otros.

En primer lugar los actores sociales YPF  y SUPeH, avanzan en el modelo TCR dejando lo que fuera conceptuado como teletrabajo en el hoy  en desuso “Programa Piloto de seguimiento y promoción del teletrabajo en Empresas privadas” (PROPET) que fuera liderado por la desarticulada Coordinación de Teletrabajo, existente en el periodo comprendido entre los años 2003 – 2016.

El CCT comienza por definir el concepto: – por “Trabajo Remoto” se entiende el desempeño de las tareas laborales propias del trabajador fuera de los establecimientos de LAS EMPRESAS, mediante la utilización de tecnologías de comunicación e información. Aclarando que deberá tenerse en consideración las condiciones de seguridad e higiene, por eso se expresa: El lugar que se defina y se utilice para llevar a cabo dicha modalidad deberá cumplir los requisitos exigidos por la ART.

El modelo TCR, se basa en un perfil genérico recomendado de trabajador remoto conectado que desde la Asociación Argentina de Usuarios de la Informática y las Comunicaciones, USUARIA, tenemos descripto en los programas de Implementación y Certificación que llevamos adelante en diferentes empresas y organismos.  El CCT menciona justamente que: LAS EMPRESAS realizarán un exhaustivo análisis de los posibles puestos de trabajo/funciones que pudiesen permitir su desarrollo bajo la modalidad del “Trabajo Remoto”. Dicho procedimiento será formalizado por las partes en cuestión, debiendo LAS EMPRESAS ir detallando a EL SINDICATO los puestos de trabajo / funciones que pudieran ser alcanzados por esta modalidad.

¿Se puede obligar al trabajador a aplicar para el modelo TCR? La respuesta obviamente es que no, pues se trata de una modalidad laboral voluntaria y reversible, de esta forma el CCT suscripto reza: El “Trabajador remoto”, sumado a lo descrito en el artículo anterior, deberá reunir los siguientes requisitos:

  • Posición efectiva.
  • Comportamientos de autodisciplina, gestión y motivación.
  • Competencias técnicas del puesto y de informática.
  • Aceptación/acuerdo del jefe.

Desde la mirada de las neurociencias, nuestro cerebro  puede afectarse por el mal uso de las tic. Efectivamente la tecnología no humanizada, tiene efectos adversos. Por eso diagramar la distribución de las jornadas, a fin de poder mantener la comunicación presencial, hace también a las buenas prácticas. No nos referimos a una frecuencia semanal, inflexible, sino a la posibilidad que sea pautado por el empleador con el trabajador conectado remoto al tiempo de suscribir las condiciones de dicha modalidad.

En el caso del CCT mencionado, dicha responsabilidad queda subsumida en la empresa: LAS EMPRESAS conservan el derecho de armar el diagrama de la modalidad “Trabajo remoto” en relación a los empleados de un mismo grupo de trabajo, conforme la facultad de dirección y organización otorgada por la legislación vigente.

Las condiciones de empleabilidad van modificándose, y muchas veces ocurre que el modelo TCR que aplica en un determinado momento de la vida, puede no servir en otro. Se trata de flexibilizar, en el buen sentido de la palabra y no igualándola al concepto de  precarización, como muchas veces se pretende.

Desde USUARIA entendemos que la cobertura  humana ,jurídica y  tecnológica de cada trabajador conectado remoto, es esencial para que el modelo sea óptimo, y pautar la posibilidad de finalizar su aplicación, también hace a la naturaleza volitiva del sistema. En este sentido, el CCT describe la posibilidad que: LAS EMPRESAS, con previo aviso podrán finalizar la situación de “Trabajo remoto” y  el ·Trabajador remoto” deberá mantener reuniones de seguimiento y evaluación con su superior directo, con profesionales de la Vicepresidencia de Recursos Humanos de LAS EMPRESAS, con representantes del Ministerio de Trabajo de la Nación y de EL SINDICATO.

Es imprescindible, dar visibilidad a cada uno de los trabajadores conectados remotos, y entrenar en la modalidad de trabajo en equipo, pues se trata de liderar trabajadores presenciales y remotos que muchas veces comparten la misma posición laboral. Para ello, hay programas de entrenamiento y formación que  denominamos “Dream Team” y que tienen como objetivo optimizar las herramientas tecnológicas para mejorar el clima laboral, la productividad y el bienestar de cada trabajador implicado en el modelo. El CCT menciona que: En caso de requerimiento justificado EL SINDICATO, LAS EMPRESAS pondrán a disposición el listado del personal que se encuentre trabajando bajo esta modalidad.

Finalmente el TCR es el  modelo que asegura la igualdad de género.  Justamente el art 175 del  proyecto de ley elevado a la Cámara de Senadores y Diputados y sostenido por el ejecutivo , en ocasión del día M, destaca la posibilidad que los trabajadores sin distinción de genero puedan optar por ejecutar trabajos fuera del establecimiento que les sean encargados por su empleador así como realizar prestaciones a favor de este a través de la modalidad de trabajo a distancia o teletrabajo, de acuerdo a los requisitos que establezca la reglamentación y conforme al acuerdo y/o convenio alcanzado por las partes involucradas.

Evidentemente, algunas leyes y  proyectos legislativos de TCR  ponen énfasis en la inclusión social, la calidad del empleo y en los niveles de desempleo, en tanto otros contienen motivos vinculados  a la  posibilidad de reducir el  tránsito, o a la protección del medio ambiente. Las modificaciones o ampliaciones de legislaciones vigentes incorporan las variantes de espacio y tiempo que son flexibilizados con el TCR.

Sin embargo, difícilmente puedan considerar la facilidad con que esta forma se convierte en transfronteriza y offshore, por lo que sería interesante trabajar  sobre un marco normativo para la región, acordando  aspectos transnacionales  puntuales como ley aplicable, jurisdicción, conciliación y arbitraje virtual.

DRA VIVIANA LAURA DIAZ

 

 

 

 

 

Compartir este post

Responder

Tu email no será publicado.Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Perdí mi contraseña

Registrarse