Categorías

Implementación del Teletrabajo

Implementación del Teletrabajo

Entrevista realizada a la Dra. Viviana Laura Díaz por la Revista Clarín Pymes.

 

Por Laura Andahazi Kasnya | Fotografía Juan Tesone

 

“El teletrabajo genera ahorros de hasta 30%”

 

Trabajó durante 20 años como directora del área de trabajo virtual del Ministerio de Trabajo. Autora de libros sobre el tema, asegura que el trabajo en casa no es para todos, pero que sus beneficios son tanto materiales como de calidad de vida.

 

Viviana Laura Díaz es abogada y se especializó en gestión de conflictos. Como mediadora trabajó durante mucho tiempo en negociación colectiva y desarrolló un marcado perfil sindical empresarial, de hecho, actualmente es directora en Formación Sindical de la Escuela de Negocios de la Universidad Católica Argentina (UCA) y dirige la diplomatura en Negociación de Universidad de Tres de Febrero (UNTREF).
Fue en ese camino del arbitraje entre empresas, empleados y sindicatos que, en paralelo al avance de las nuevas tecnologías, Díaz descubrió el teletrabajo y el denominado Trabajo Conectado Remoto (TCR) como nuevas modalidades de trabajo.

 

Durante 20 años se desempeñó en la Dirección de Trabajo Virtual del Ministerio de Trabajo, hasta 2016, donde dirigió el Programa Piloto y Promoción del en Empresas Privadas (Propet) que tenía por objeto promover el teletrabajo en empresas del sector privado como
YPF, Telecom y Cisco. “Logramos un esquema internacional posicionando a Argentina en la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información que se hizo en Tunez, en 2005”, señala. Actualmente, Díaz es coordinadora de la Comisión Trabajo Conectado Remoto de la Asociación Argentina de Usuarios de la Informática y las Comunicaciones (USUARIA), una ONG creada en 1982 para defender los intereses de los usuarios de la informática y las comunicaciones. Es autora los libros “La Oficina en Casa, mitos y realidades de del Teletrabajo” (Norma, 2013) “Teletrabajo y Neurotecnología – Una Guía Imprescindible para gestionar el trabajo 4.0” (Granica, 2019).

 

¿Cuál es la diferencia entre teletrabajo y TCR?

 

El teletrabajo es una especie dentro del TCR que implica trabajar a distancia  a través del uso de la tecnología. El TCR permite trabajar desde cualquier domicilio ya sea la casa del trabajador, la playa o una sucursal de la empresa.
También permite cierta flexibilidad en el cuanto a la jornada laboral. En el Propet establecí para el teletrabajo un esquema fijo de 2 x 3 (teletrabajar 3 días y 2 de manera presencial o viceversa). El TCR es más flexible y también lo es en cuanto a las herramientas de trabajo.
Con el teletrabajo la empresa debía proveer los elementos de trabajo y la conectividad. Con el TCR se establece que si el trabajador tiene sus propias herramientas y dispone de conectividad adecuada la empresa no está obligada a brindárselas. Siempre estamos hablando de empleo en relación de dependencia, aunque también creo que en algún momento debe empezar también a discutirse cómo proteger al trabajador freelance.

 

¿Los costos se trasladan al trabajador?

 

Si, aunque no tanto en la práctica. Como no hay ley de trabajo virtual, desde USUARIA hacemos firmar a las partes, en cada implementación, un convenio donde se establece quién se hace cargo de las herramientas de trabajo y la conectividad.
Por lo general, quedan a cargo del empleador. También dejamos constancia de la voluntariedad, porque un trabajador no puede ser obligado a trabajar de manera remota ni el trabajador puede exigírselo a la empresa.
Se pacta también la reversibilidad, tanto por si el trabajador no se siente a gusto bajo esta modalidad como si la empresa detecta que el trabajador no trabaja nunca.

 

¿Qué beneficios tiene esta modalidad?

 

Se calcula que un trabajador se ahorra 8 % de su sueldo en viajes, vestimenta y comidas, además del ahorro de tiempos muertos del traslado al trabajo. Gana en calidad de vida y tiene más tiempo para estar en familia. También, y esto es fundamental, el TCR permite la empleabilidad e inclusión laboral de personas con discapacidad. Del lado de las empresas, hay un ahorro enorme de costos fijos, como en infraestructura edilicia. Además el empresario tiene que considerar que una persona que se siente bien y que tiene una mejor empleabilidad es más productiva y, obviamente, trabaja más. Contrariamente a lo que se cree, te puedo asegurar que ese trabajador se pone la camiseta, rinde más y se focaliza mejor. Incluso con el TCR se reducen los pedidos de licencias. Si hablás con una empresa nativa de la tecnología como Cisco, las cifras de ahorro son increíbles. Si hablás con una empresa ajena a la tecnología como es YPF, no tiene una cuantificación económica tan marcada, pero sí indicadores que dicen en cuánto puede ahorrar. El TCR va de la mano del cumplimiento de objetivos, por lo tanto ese trabajo es mensurable y se puede hablar de resultados y productividad.

 

¿Algún porcentaje estimado?

 

Sin ser exagerada, dependiendo del tipo de empresa y la cantidad de empleados, pueden ahorrarse entre un 20 y un 30 % de costos.

 

¿Impacta en el liderazgo empresario?

 

Este es el gran problema. Para muchos jefes el liderazgo está basado en el conteo de cabezas, que poco tiene que ver con el trabajo 4.0. Es necesario desarrollar habilidades cognitivas digitales para lograr que la tecnología se convierta en un aliado. El cambio cultural tiene que darse fundamentalmente en los jefes, en los líderes, desde los mandos medios para arriba.

 

Hay experiencias con Cisco e YPF. ¿Y las pymes?

 

Hay estudios jurídicos y de empresas comerciales que han incorporado el TCR pero, la verdad, falta difusión y capacitación desde las cámaras que agrupan a las pymes, pero nada impide que lo implementen. Sería lo deseable ya que como dijimos las ventajas y el ahorro es enorme. Desde USUARIA promovemos mucho el TCR para las pymes y por supuesto los acompañamos en el proceso.

 

Pero no todos pueden teletrabajar.

 

Es muy importante explicar el nuevo sistema de trabajo ya que, por lo general, todos quieren trabajar de manera remota y lo cierto es que no todos pueden. A veces por la posición laboral; otras por el perfil, no todos pueden autogestionarse, y otras por una situación personal. A veces, simplemente, la persona necesita estar en contacto con gente y salir de su casa. Es importante en la selección de los trabajadores que se entienda bien por qué
sí uno y no el otro, para que nadie crea que es una cuestión de discriminación o favoritismo.

 

¿Cual es el perfil para el TCR?

 

En cuanto al uso de la tecnología, requiere conocimientos simples y básicos. Desde el punto de vista de las habilidades cognitivas debe ser alguien capaz de autogestionarse, hay gente que necesita de un jefe que guíe su trabajo por lo tanto esa persona difícilmente rinda bien de manera remota. Pero fundamentalmente es necesario que el empleado pueda administrar sus tiempos y trabajar por objetivos que parecen simples, pero no lo son tanto. También es importante saber trabajar en equipo, porque aunque remoto el trabajo no es aislado y, más importante, es saber liderar un equipo virtual.•

 

Fotografía: Juan Tessone

Fotografía: Juan Tessone

X