Categorías

¿Cuáles son las razones de la impunidad informática en nuestro país?

¿Cuáles son las razones de la impunidad informática en nuestro país?

Compartimos con ustedes la Introducción del trabajo de próxima publicación de Luis María Desimoni, Director del Programa Avanzado en Ciberseguridad, que comenzó a dictarse en 2017 en Usuaria.

 

¿Cuáles son las razones de la impunidad informática en nuestro país?

 

Introducción

 

El delito informático es uno de los grandes desafíos en el mundo actual de la seguridad y la
criminología, cuya proyección a futuro es impredecible.

 

Por lo expresado es que USUARIA, con su destacada experiencia en el tema de la
seguridad informática, ha emprendido un estudio exploratorio con un grupo interdisciplinario de
expertos de intercambio investigativo.

 

En un periodo de diez meses durante el año 2017 y partiendo de la base que una de las
motivaciones de esa pesquisa, es partir de la premisa que la mente criminal tiene lógicas
impensables para los ciudadanos respetuosos de la ley, no siendo una excepción a este principio
la mente del cibercriminal.

 

En el marco de las actividades académicas ya referidas con cursantes expertos en las TIC,
ha podido llegarse a la conclusión que mediante el mal uso de estas tecnologías se pueden
cometer todo tipo de injustos tales como por ejemplo: afectación de la seguridad de las personas
y su patrimonio, ataques a la integridad psíquico-sexual de menores, de la libertad y la intimidad,
la seguridad y el orden público y su administración, hasta los de máxima gravedad que impactan
en la seguridad de la nación mediante ataques terroristas que pueden ser concretados.

 

Una amplia gama, en el cual los expertos han concluido prima facie que la gravedad y
originalidad del ataque depende de la creatividad y el IQ de los autores del injusto.

 

Y volvemos a lo que expresamos supra sobre la mente criminal, lo cual nos lleva a una
primera conclusión: la mejor estrategia es la prevención y la inteligencia defensiva, ya que se ha
podido arribar a conclusiones tales como que en tanto y en cuanto las personas estén conectadas
a la web o utilicen las TIC artificiosamente los referidos injustos comentados precedentemente en
forma enunciativa, pueden ser cometidos “eficientemente”, el modus operandi dependerá de la
creatividad de los autores y de la forma de intrusión que estos hackers, que desde las sombras
pueden actuar desde un propósito de animus jocandi hasta un auténtico animus nocendi.

 

Y lo expresado obedece prima facie, a la no adhesión al Convenio de Budapest por parte
de nuestro país hasta la fecha, lo cual a fuer de sinceros en el hipotético caso que se
hubiese concretado no haría las cosas más sencillas.

 

Las razones estriban en forma pura y simple en la necesaria protección que debe darle el
Estado a los ciudadanos víctimas de delitos frente a una eventual amenaza a la individualidad y la
privacidad de los eventuales sospechados como infractores.

 

Y en alguna medida la redacción del Convenio puede colisionar con los tipos penales de
las diferentes legislaciones de los países que lo suscriben.